El sector de los cruceros se compromete a reducir el índice de emisiones de carbono en un 40 % antes de 2030.

WASHINGTON, DC (18 de diciembre de 2018)  La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) ha anunciado hoy un compromiso histórico: el del sector internacional de los cruceros de reducir las emisiones de carbono en toda la flota del sector en un 40 % antes de 2030.

«El anuncio de hoy supone un tributo a la colaboración intersectorial y al compromiso compartido con la sostenibilidad medioambiental», declaró Arnold Donald, Presidente global de la CLIA, y Presidente y Consejero delegado de Carnival Corporation & PLC. «Aspiramos a alcanzar la visión de la Organización Marítima Internacional (OMI): un sector del transporte marítimo sin emisiones de carbono antes del fin de este siglo. Nuestro compromiso de reducir las emisiones de carbono en un 40 % antes de 2030 es un primer paso firme hacia la realización de esa visión».

El compromiso de reducir las emisiones de toda la flota del sector en un 40 % es fruto de un proceso de colaboración pensado para crear consenso entre los dirigentes de las grandes empresas de cruceros. El progreso hacia esta meta del 40 % se medirá  con respecto a la cifra correspondiente a la flota en 2008, y los índices de emisiones se calcularán basándose en las emisiones totales de carbono, el número total de atracaderos, y la distancia total recorrida por la flota del sector en su conjunto. La CLIA tiene previsto presentar un informe todos los años sobre el progreso del sector con respecto a este compromiso.

Aunque cada una de las líneas de cruceros afiliadas a la CLIA cuenta con programas responsables y sostenibles para reducir los desechos y conservar y proteger los mares y océanos, el compromiso con la reducción de las emisiones de carbono es una iniciativa de gran importancia que han adoptado todas juntas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La reducción se verá impulsada por innovaciones tecnológicas que aportarán una mayor eficiencia energética al diseño y propulsión de buques. El primer buque del sector propulsado exclusivamente por gas natural licuado (GNL) se botó la semana pasada, y para 2025 habrá otros 25 barcos como este en funcionamiento. Aunque los barcos de GNL van dirigidos principalmente a reducir la contaminación, existen beneficios paralelos para la reducción de las emisiones de carbono.

El sector de los cruceros tiene el enorme orgullo de liderar el sector marítimo en su compromiso de reducir las emisiones de carbono para alcanzar la sostenibilidad en el mar.