Comunicado De La Asociación Internacional De Líneas De Crucero (CLIA) Respecto Al Coronavirus Covid-19

WASHINGTON, D.C. (02.03.2020) - Como parte del compromiso del sector de los cruceros con la protección de la salud y la seguridad de sus pasajeros y sus tripulantes, así como de los residentes de ciudades portuarias y otros destinos de todo el planeta, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), principal portavoz del sector global de los cruceros, ha anunciado hoy la adopción de medidas de cribado reforzadas en respuesta al COVID-19.

Como resultado de estos cambios, que entran en vigor de inmediato, los miembros de la CLIA deberán:

  • Denegar el embarque a toda persona que haya partido de, o hecho transbordo en, aeropuertos de Irán, China incluidos Hong Kong y Macao— y cualquier población de Italia sometida a medidas de blindaje (cuarentena) por el gobierno italiano, según designación del Ministerio de Asuntos Exteriores, dentro de los 14 días previos a la fecha de embarque.

  • Denegar el embarque a toda persona que, dentro de los 14 días previos a la fecha de embarque, haya estado en contacto con, o haya participado en el cuidado de, cualquier persona que se sospeche que está infectada o que haya recibido el diagnóstico de COVID‑19, o que esté sometida a vigilancia sanitaria a causa de una posible exposición al virus COVID‑19.

  • Llevar a cabo un cribado sanitario previo al embarque para que estas medidas preventivas puedan surtir efecto. Se debe aplicar un cribado reforzado y prestar apoyo médico inicial, según sea necesario, a toda persona que muestre síntomas indicativos de un posible contagio de COVID-19.

En conjunción con expertos médicos y organismos reguladores sanitarios del todo el mundo, la CLIA y sus líneas miembros seguirán vigilando la situación y los nuevos acontecimientos relativos al COVID‑19, y modificarán estos protocolos según sea necesario con la máxima consideración por la salud y la seguridad de los pasajeros y la tripulación. Con la implantación de medidas estrictas, como marcan las autoridades sanitarias nacionales e internacionales, la CLIA y sus miembros, de acuerdo con el dictamen de la Organización Mundial de la Salud, no creen que existan motivos para justificar restricciones en el movimiento de los buques.

«La adopción de estas medidas vuelve a poner de manifiesto la capacidad única que tiene el sector de los cruceros para responder rápidamente a la evolución de las circunstancias», declaró Kelly Craighead, Presidenta y Consejera delegada de la CLIA. «Mantenemos una estrecha comunicación con los gobiernos nacionales y locales de todo el mundo y, aunque lamentamos que estos cambios tendrán como consecuencia la denegación del embarque a algunos de nuestros pasajeros, los viajeros deben saber que su salud y su seguridad son la prioridad número uno de nuestra industria».

Para obtener más información sobre la respuesta del sector cruceros al COVID‑19, consulte el kit de prensa de la CLIA sobre el COVID‑19, o envíe un mensaje a press@cruising.org.